Nuestra Solidaridad con CARITAS (CEDIB, 4-7-17)

Nuestra Solidaridad con CARITAS (CEDIB, 4-7-17)

Nuestra Solidaridad con CARITAS (CEDIB, 4-7-17)

Desde hace años, nuestro  gobierno ha destinado esfuerzos en implantar un clima de miedo entre  las organizaciones de la sociedad civil. Entre las que se cuentan, amenazas públicas de expulsión del país, acusaciones sin fundamento de vínculos con intereses foráneos, asfixia económica, procesos judiciales, acoso administrativo a través de distintas reparticiones públicas y leyes, tomas y desalojos de oficinas y sedes sociales, intervención en la vida orgánica. Finalmente, situaciones de confrontación violenta que derivaron en el debilitamiento e incluso la  desparición de muchas de organizaciones sociales.

No es casual el particular ensañamiento para con las Organizaciones No Gubernamentales, pues el objetivo final es impedir que los afectados reciban información o asesoramiento sobre los impactos de la política extractivista en los distintos territorios. Intentan silenciar cualquier voz que les señale la irracionalidad de sus planes, las incoherencias y la dudosa factibilidad económica de sus proyectos, la afectación medio ambiental, las vulneraciones a la normativa y derechos de los pueblos que habitan esos territorios.

Ahora le ha tocado el turno a CARITAS – Tarija, que sufre hostigamiento y amenazas de parte del gobierno y sus militantes que, para colmo,  usan las organizaciones sociales  para encubrir sus acciones.

Por este medio queremos expresar nuestra solidaridad con esta institución, que no ha cometido ninguna falta al ordenamiento legal vigente en el país y que es señalada por prestar apoyo a las comunidades de la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía en Tarija, quienes defienden su derecho a  ser consultados e informados en torno al proyecto de exploración petrolera en esa zona. Los temores y precauciones de los comunarios no son vanos, puesto que se trata de una zona vital para el abastecimeinto de agua en la región.

Exhortamos a las autoridades, a la población y a la opinión pública nacional e internacional velar por los derechos constitucionales. No permitir  que suceda ningúna acción que comprometa la integridad del personas de CARITAS ni de ninguna organización o institución.