Skip to content
Menu
+591-76988257

El derecho de los indígenas a vivir en un ambiente saludable es vulnerado permanentemente por la minería y el mercurio (ANF, 14.3.22)

La región amazónica presenta panoramas similares en relación a los daños ambientales generados por las actividades extractivas como la minería. Y esta realidad fue socializada hoy una audiencia ante la CIDH, con el tema puntual de la situación de los derechos humanos de los pueblos indígenas en el contexto de las actividades extractivas en Bolivia

IMG_20220314_182647
Dragas para la extracción de oro en la Amazonía boliviana. Foto. ANF
La Paz, 14 de marzo (ANF).- La cuenca del Amazonas registra un permanente incremento de actividades extractivas que afectan de manera directa a sus habitantes. En el caso de Bolivia, los pueblos indígenas denunciaron la vulneración a sus derechos y un riesgo a su supervivencia por el impacto de la minería descontrolada y el uso irracional de mercurio para la extracción del oro en los ríos.
Los países que conforman la región amazónica presentan panoramas similares en relación a los daños ambientales generados por las actividades extractivas como la minería. Y esta realidad fue socializada hoy una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y en el marco de su 183 periodo de sesiones con el tema puntual de  la situación de los derechos humanos de los pueblos indígenas en el contexto de las actividades extractivas en Bolivia
“Yo creo que ha sido una audiencia positiva porque se ha visto algo muy evidente y hay un consenso que no se ha podido negar, que este es un problema muy grande, particularmente sobre las importaciones de mercurio y no solo es para Bolivia, sino  para la región y el continente. Eso es muy positivo y eso se han manifestado como una preocupación latente”, manifestó a ANF Oscar Campanini, director del Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), quien participó en esta audiencia ante la CIDH con una ponencia sobre el uso alarmante me mercurio para la minería aurífera en zonas amazónicas.
El experto estableció que al tratarse de una de las sustancias más toxicas en el mundo, el mercurio su uso para la actividad minera tiene impactos graves sobre la salud humana y medio ambiente y además vulnera de manera directa los derechos de pueblos indígenas.
“En Bolivia, el 2019, las importaciones de mercurio se incrementaron 20 veces más que en años anteriores (192 toneladas). Todo esto convierte a Bolivia en el segundo mayor importador global de mercurio”, detalló Campanini.
Si desea acceder a la información completa, puede suscribirse al servicio de ANF 
//CSC