PRONUNCIAMIENTO: Conflicto en Cajamarca (Perú)

PRONUNCIAMIENTO: Conflicto en Cajamarca (Perú)

PRONUNCIAMIENTO: Conflicto en Cajamarca (Perú)

PRONUNCIAMIENTO

¡INMEDIATO LEVANTAMIENTO DEL ESTADO DE EMERGENCIA EN CAJAMARCA!

¡NO A LA MILITARIZACIÓN DE LOS CONFLICTOS SOCIALES!

Ante la decisión del gobierno peruano de declarar el Estado de Emergencia en cuatro distritos de la región de Cajamarca, y la intervención de las FFAA como respuesta a las pacíficas protestas contra el proyecto minero Conga, de la empresa minera Yanacocha, manifestamos:

(1) El proyecto Minas Conga implicaría, entre otras cosas, la destrucción de cuatro lagunas, y la construcción de un tajo abierto en cabeceras de cinco cuencas hidrográficas. Por el tamaño colosal del proyecto y por su ubicación tendrá consecuencias incalculables sobre el medio ambiente, la biodiversidad, la salud humana, la agricultura y ganadería.

(2) Lejos de ser producto de la “manipulación” de grupos “radicales”, como han sugerido grupos de poder y sectores del Gobierno, las protestas son justas y legítimas, y muestran la real preocupación de un pueblo, como el de Cajamarca, que conoce los impactos de la minería a cielo abierto, tras casi 20 años de presencia de la empresa minera Yanacocha.

(3) El conflicto en Cajamarca es parte de un escenario mucho más amplio de ausencia de una política nacional para el desarrollo rural con énfasis especial en la pequeña agricultura (andina), y de conflictos provocados por una actividad minera sin regulación, que no contribuye adecuadamente al desarrollo sostenible local, a menudo vulnera los derechos de las poblaciones locales y daña al medio ambiente…

(4) El diálogo siempre es el camino idóneo para resolver los conflictos en democracia. Sin embargo, ello requiere de la buena fe de las partes, paciencia y voluntad para considerar todas las posibles salidas del conflicto.

(5) Por las serias objeciones técnicas, como las expresadas en el informe del Ministerio del Ambiente, y el masivo rechazo de la población de Cajamarca y otros lugares del país, el diálogo debería implicar considerar la posibilidad de cancelar el proyecto Conga. Pese a ello, el gobierno ha insistido que el proyecto tiene que ir de todas maneras, y que el diálogo solo sirve para definir las condiciones necesarias para que haya “minería responsable”.

(6) La declaración del Estado de emergencia revela una forma de tratar a las organizaciones sociales y los conflictos parecida a la del gobierno anterior. Lejos de reconocer la legitimidad de las protestas y sus líderes se busca “resolver” los conflictos a través de la fuerza, la militarización y la criminalización lo cual nos hace mantener serias dudas sobre si el gobierno peruano tiene o no voluntad de diálogo sobre el futuro de la zona, y la (in)viabilidad del proyecto Conga.

(7) En tanto que el Estado tiene la obligación de proteger a sus ciudadanos incluso durante situaciones como el Estado de Emergencia, según los tratados internacionales y el marco constitucional es responsabilidad directa del Presidente de la República cualquier situación de grave vulneración de derechos que pueda ocurrir.

Por lo tanto:

(8) Nos solidarizamos con la lucha del pueblo cajamarquino desde donde estemos, y suscribimos su pedido de declarar inviable al proyecto Conga, por las razones técnicas y sociales sustentadas por las autoridades y dirigentes de la zona.

(9) Rechazamos enérgicamente la declaración del Estado de emergencia en Cajamarca, ya que ella empeora las condiciones para un diálogo real sobre el proyecto Conga entre los partes involucrados, y podría generar situaciones de violencia, represión y militarización.

(10) Alertamos que esta medida puede ser un precedente peligroso para la política de este gobierno frente a los conflictos sociales, respaldado por un marco legal que tiene una demanda de inconstitucionalidad en contra suyo en el Tribunal Constitucional.

(11) Recordamos al presidente Humala que las protestas en Cajamarca expresan la voluntad de cambios reales frente al actual modelo de desarrollo, que prometió impulsar en su campaña para la Gran Transformación del Perú, cuando habló de defender el agua, la tierra y la vida de todas y todos los peruanos.

(12) Invocamos al gobierno peruano a recoger ese reclamo y realizar los cambios prometidos, construyendo junto con la población, un modelo auténticamente descentralista y democrático, donde la gente pueda decidir sobre su vida, utilizando herramientas como el ordenamiento territorial, la zonificación económica y ecológica participativa, la revisión técnica e independiente de los Estudios de Impacto Ambiental, y mecanismos de consulta previa, libre e informada, superando el extractivismo primario exportador para impulsar un desarrollo sostenible. Ese es el camino que el pueblo peruano expresó en las pasadas elecciones presidenciales, y no la militarización de los conflictos para garantizar proyectos mineros que financien “programas sociales”.

Para ello es necesario que se levante de inmediato el Estado de Emergencia, y se inicie un proceso de dialogo real retoma los acuerdos logrados del domingo pasado entre la delegación presidida por el premier Lerner Ghitis y los autoridades y dirigentes de Cajamarca, primero consultándolos con la población, y que considere la posibilidad de cancelar al proyecto Conga, por las objeciones técnicas, sociales y políticas presentados por las organizaciones sociales y autoridades locales y regionales de Cajamarca. Finalmente, para evitar que estos escenarios se sigan repitiendo se requiere de una nueva institucionalidad orientada a garantizar los derechos ambientales y sociales de las comunidades y del pueblo peruano en general.

Lima, 5 de diciembre de 2011

AcSur Las Segovias

Movimiento por el Poder Popular

Movimiento Tierra y Libertad

Programa Democracia y Transformación Global

Colectivo SUR – Arequipa

Centro de Documentación e Información Bolivia